Otro escándalo de Odebrecht en República Dominicana | Marino Zapete