Revelan que Jaime Aristy Escuder y Rubén Bichara acordaron pagar US$11 millones adicionales a Odebrecht

Revelan que Jaime Aristy Escuder y Rubén Bichara acordaron pagar US$11 millones adicionales a Odebrecht

El ministro de Energía y Minas, Antonio Almonte, ha revelado que el 10 de enero de 2020, Jaime Aristy Escuder y Rubén Bichara acordaron el pago de US$ 11 millones adicionales a Odebrecht, amparándose en el anexo T del contrato de EPC firmado entre la CDEEE y esa empresa brasileña.

Ese anexo contractual establece por cada megavatio superior al valor neto garantizado en el contrato, la Corporación deberá pagar un millón de dólares adicional en compensación al consorcio brasileño. “Es decir, si como defiende Jaime la caldera tiene 376 MW brutos y 347MW netos, entonces la CDEEE debía pagarle más de US$ 10 millones extras a Odebrecht”, expuso el ministro.

Bichara era el anterior director ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), y Jaime Aristy Escuder el administrador de la planta. En el acuerdo se establece que “la Corporación reconoce que en fecha 10 de enero de 2020 ha tenido lugar, a satisfacción de la Corporación, el cuarto Evento Activante Monto Adicional Disputas Existentes”, refiriéndose al hecho de que la unidad 2 ha alcanzado exitosamente una carga igual o mayor a 376 MW (máxima carga nominal) de generación durante dos horas continua/ininterrumpidas, operando con tres molinos de carbón y antorchas con diésel.

El ministro de Energía y Minas expone su parecer de las razones por las que Jaime Aristy Escuder mantiene una posición de defensa a Odebrecht, afirmando que éste “ha elaborado y difundido una simple, fácil, pero falsa historia sobre lo que ha sucedido y sucede actualmente, en la Central Termoeléctrica Punta Catalina”.

A seguidas indica que Escuder le endilga un “propósito estratégico por desacreditar” Punta Catalina. para luego “venderla a precio de vaca muerta”.

Almonte recuerda haber sido “uno de los primeros voceros públicos que enfrentó, durante 2019 la intención del Gobierno de Medina de vender Punta Catalina”. “Esa venta era promovida, entre otros, por el propio Jaime Aristy, e incluía ceder la mitad de la central por tan solo US$ 308.5 millones a una firma privada para que, con la garantía de la misma central, el ente privado gestionara un préstamo en la banca internacional por US$ 1,750 millones y luego firmara un contrato de venta de energía por 30 años con garantía del Estado dominicano, a través de las empresas distribuidoras”, reveló el alto cargo del Gobierno de Luis Abinader.

También rechazó una declaración de Aristy Escuder donde afirma que el despido de los superintendentes de operaciones y de mantenimiento y de la jefa del sistema de control de calidad del aire ha debilitado la capacidad de toma de decisiones que aseguren una buena operación y mantenimiento de esas unidades. “A nuestra llegada al Gobierno, en Punta Catalina trabajaban cerca de 60 ingenieros, de los que solo se han excluido tres y han sido sustituidos por otros ingenieros altamente experimentados”, indicó Almonte.

El ministro declaró que cuando la central era operada por el consorcio, en coordinación con la CDEEE, la Unidad 1 experimentó graves fallas en la caldera y también en el sistema AQCS, mientras en marzo y abril de 2020, “la caldera de la Unidad 2 sufrió una importante falla que obligó a retirar de servicio a la planta durante más de un mes”. Esos hechos, agregó el funcionario, “indican que es un simplismo culpar a los funcionarios actuales de Punta Catalina del desastroso desempeño de la central”. “Lo criticable es que durante la gestión de Jaime Aristy le fuera entregada a cada planta la carta de aceptación provisional que la declaraba buena y válida, a pesar de las notables fallas estructurales. Esas aceptaciones provisionales colocaron a la CDEEE contra la pared y casi sin derecho para reclamaciones eventuales de gran escala”, agregó.

Calificó como “otra falacia del señor Aristy Escuder” afirmar que la CDEEE ha estado tomando medidas sin éxito todavía para eliminar la presencia de cloruro de sodio en la caldera de la Unidad 2”. “Nada es más falso”, precisó Almonte, pasando a explicar seguido que “desde el mismo tres de enero 2021 ha sido Odebrecht el que ha estado a cargo de la reparación de la caldera 2, no la CDEEE. La Unidad 2 está todavía en garantía hasta el 24 de abril próximo”. De acuerdo a una publicación de Roberto Cavada

Lee las otras versiones de la noticia « Revelan que Jaime Aristy Escuder y Rubén Bichara acordaron pagar US$11 millones adicionales a Odebrecht » en nuestra sección de Periódicos Dominicanos