Reportaje de Julissa Céspedes: Unión Europea tras la casa del pulpo eléctrico